domingo, 14 de noviembre de 2010

Diferencias entre Intel Core2 Duo, Core i3, Core i5 y Core i7

Entre los procesadores, la principal diferencia es básicamente la tecnología que cada uno tiene metido, por eso es imposible decir que uno sea mejor que el otro. Lo que hay son procesadores con tecnologías e indicaciones distintas para cada perfil de usuario.

Los Intel Core2 Duo son las tecnología más antigua de todos los modelos de los que vamos a hablar y tienen dos núcleos (dual-core), son recomendados los procesadores antiguos diseñados para usuarios avanzados que pretenden trabajar con varias aplicaciones al mismo tiempo o con programas pesados. Esta tecnología trabaja a 45nm o 65nm y 65 W de consumo.


La nueva gama de Intel son los Core i, ya que han decidido darle un importante giro a su estructura de marcas de procesadores. Hasta ahora teníamos los Core Duo, Core 2 Duo, Core 2 Quad, pero ahora ya tenemos la serie Core i3, Core i5 y Core i7.

Los Core i3, para procesadores de gama básica o de entrada; Core i5 para requerimientos intermedios; y el Core i7 para usuarios de alto desempeño. Estos modelos han empezado a aparecer en los desarrollos actuales de Intel como los nombre clave Lynnfield y Clarkfield y Bloomfield.

Intel distribuye su nueva gama de microprocesadores, los micros i7, i5 e i3, que tienen como nombre Lynnfield (Core i5 y Core i7 de gama baja) y Clarkdale (Core i5 con gráficas integradas y los Core i3).
Los microprocesadores Bloomfield quedan reservados a los más potentes Core i7 que no son realmente asequibles para un uso doméstico.

Los Core i3 son unos microprocesadores de doble núcleo y fabricados en 32nm, 4MB de Caché L3 y lo más novedoso y distintivo es que incorporan en el propio procesador, la tarjeta gráfica. Los procesadores Intel Core i3 están diseñados para ofrecer alto rendimiento en la ejecución de videos de alta definición y tareas con gráficos 3D.

El procesador Core i3 es una opción inteligente para el hogar y la oficina, también cuenta con la Tecnología Intel® Hyper-Threading, que permite que cada núcleo de su procesador trabaje en dos tareas al mismo tiempo, suministrando el desempeño que necesita para hacer tares múltiples de manera inteligente.

Los Core i5 tienen dos versiones a la venta, la Clarkdale, que al igual que los Core i3 llevan la gráfica integrada y están fabricados en 32nm, y luego los englobados en Lynnfield. Los Core i5 Clarkdale tiene cuatro núcleos. Estos microprocesadores si que llevan Turbo Boost. Si hablamos sobre el rendimientos que generan los Core i3 y los Core i5 desarrollan 4 procesos simultáneos, 2 por cada núcleo y 1 por cada núcleo respectivamente.

Si pasamos a hablar de los Core i5 Lynnfield, nos encontramos con microprocesadores de 4 núcleos que en este caso están fabricados en 45nm. Son de mayor tamaño y consumen más energía que sus hermanos pequeños. Estos procesadores están orientados a ordenadores de gama alta y dan mejor rendimiento gráfico y multimedia que los Clarkdale a pesar de que a partir de estos modelos ya no se incluye la gráfica en el procesador.


Por último, los Core i7 también tienen una serie de micros dentro de los Lynnfield y que al igual que todos estos, son acoplados a la placa base a través del Socket 1156 y fabricados en 45nm. Lo mejor de los Core i7 es que además de tener 4 núcleos, llevan las dos tecnologías punteras de Intel, el Turbo Boost y el Hyperthreading. Esto hace que su velocidad de procesamiento sea muy alta y que en su caso, con 4 núcleos, genere nada más y nada menos que 8 procesos simultaneos.

Los microprocesadores Lynnfield (incluimos el Core i5 por supuesto) tienen una memoria Caché L3 de 8MB, el doble que los Clarkdale. Ahora, los Core i7 Bloomfield tienen las mismas características que el resto de los Core i7, pero el Socket de conexión es el modelo 1366 (posiblemente la misma que los rumoreados Core i9).